ACTUALIDAD UNIVERSITARIA

VER TODASSeguir leyendo...

04/05/2020

Proyectos UMH: la gravedad de la COVID-19, COVID-19 Impact Survey, predicción de la COVID-19 y agricultura sostenible

La UMH estudia cómo detectar de forma precoz la gravedad de COVID-19; desarrolla modelos de predicción de nuevos casos de COVID-19; participa en el macroproyecto para la lucha contra el coronavirus; y en un proyecto sobre agricultura sostenible adaptado a la economía circular.



AUTOR: UMH

RUVID UMH 02-16-BALMIS-MURAL-INTLa UMH participa en un proyecto para detectar de forma precoz la gravedad de un paciente de COVID-19

 

Investigadores de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche participan en el Estudio del Microbioma y Viroma asociados a la enfermedad COVID-19. El proyecto tiene una duración de un año y pretende estudiar más de mil muestras, correspondientes a pacientes con distintos niveles de gravedad, así como de personas sanas que serán usadas como control negativo. Con esta información se podría generar un método de pronóstico sencillo con el que detectar, de forma precoz, la gravedad del paciente.

 

El investigador principal del proyecto es el jefe de Microbiología del Hospital General Universitario de Alicante y profesor de la UMH, Juan Carlos Rodríguez Díaz. Asimismo, en este estudio participan los investigadores del grupo Evolutionary Genomics Group del Departamento de Producción Vegetal y Microbiología de la UMH, Mario López Pérez, Felipe Hernandes Coutinho y Jose Manuel Haro Moreno, así como el Servicio de Microbiología del Hospital General Universitario de Alicante, a través de Isabial, el Servicio de Medicina Preventiva y la Unidad de Enfermedades Infecciosas (UEI), también del Hospital.

 

El proyecto está financiado por Fondo COVID-19, lanzado por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) para financiar proyectos de investigación en torno al nuevo coronavirus y ha obtenido una ayuda de 168.050 euros.

 

Las muestras que se recogen para el estudio proceden de la colección COVID-19 del Biobanco de Isabial, que han sido obtenidas para la detección del virus SARS-CoV-2 en pacientes de la provincia de Alicante. La hipótesis sobre la que se basa la idea es que la interacción entre virus y bacterias de la mucosa con el SARS-CoV-2 varía en pacientes leves y graves. Para ello, se utilizarán técnicas de secuenciación masiva y bioinformática para estudiar el microbioma y el viroma; es decir, el genoma de todas las bacterias y virus, presentes en la mucosa respiratoria y que están asociados al COVID-19.

 

La identificación de la diversidad microbiana asociada a cada proceso permitirá detectar biomarcadores de gravedad del proceso. Con esta información se podría generar un método de pronóstico sencillo con el que detectar de forma precoz la gravedad del paciente. De este modo, el facultativo podría ofrecer un mejor tratamiento a estos pacientes, al tiempo que permitiría una mejor planificación de los recursos. 

 

RUVID UMH 04-05-20-estudio-CIO-predicción-contagiosLa UMH trabaja en un proyecto nacional para el desarrollo de modelos de predicción de nuevos casos de COVID-19

 

El investigador del Instituto Universitario de Investigación ‘Centro de Investigación Operativa’ (CIO) de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, José Vicente Segura, colabora en una iniciativa a nivel estatal con el respaldo del comité de expertos de la Acción Matemática Española contra el Coronavirus.

 

En concreto, Segura y su equipo de investigación trabaja junto a investigadores de la Universitat de València en un proyecto de investigación de vigencia nacional para el desarrollo de nuevos modelos de predicción.

 

El proyecto tiene como principal objetivo ayudar al Gobierno a encontrar soluciones ante la crisis sanitaria originada por la COVID-19 desde el punto de vista de la estadística y el análisis de datos epidemiológico. En este sentido, el investigador de la UMH, José Vicente Segura, junto a su equipo, trabaja sobre los datos publicados por el Instituto Carlos III de Madrid (datos de fallecidos, ingresos en UCI, datos de personas hospitalizadas, nuevos casos confirmados, datos a nivel regional, etc.) para generar el mejor modelo de predicción posible a futuro.

 

Para llevar a cabo esta iniciativa, los investigadores envían las predicciones al coordinador nacional que gestiona y lleva a cabo el proyecto quien, con las predicciones de todos los grupos de investigación, aplica un modelo final que genera una nueva predicción a través de todas ellas. A pesar de que la calidad de dato no está siendo lo suficientemente buena, los resultados que se están obteniendo a través de los modelos es relativamente aceptable.

 

El investigador del CIO de la UMH, José Vicente Segura forma parte del grupo PROMEDyA, cuyo objetivo a corto-medio plazo es continuar con el avance en el desarrollo de metodologías, que permitan incorporar la incertidumbre en la optimización en diferentes ámbitos de planificación y gestión de procesos.

 

ruvid umh 18-05-20-participación-proyecto-nuria-oliver-CIOInvestigadores de la UMH participan en el macroproyecto de la GVA para la lucha contra el coronavirus, liderado por Nuria Oliver

 

La Doctora Honoris Causa por la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, Nuria Oliver, lidera un macroproyecto, impulsado por la Presidencia de la Generalitat Valenciana, con tres grandes ejes de actuación para la lucha contra el coronavirus: el análisis de la movilidad agregada, los modelos de epidemiología y el estudio de datos en general.

 

En esta propuesta, miembros del Instituto Universitario de Investigación ‘Centro de Investigación Operativa’ (CIO) de la UMH participan de forma activa en la tercera área de trabajo, a través del proyecto lanzado en forma de cuestionario Covid 19 Impact Survey.

 

En este proyecto en forma de cuestionario actualmente han participado más de 200.000 personas. A través de 25 preguntas, permite contestar y entender la situación y la percepción de la ciudadanía en un conjunto de áreas muy importantes: el comportamiento social, el impacto laboral y económico, la resiliencia hacia las medidas del confinamiento, el estado de salud físico y el emocional.

 

Dentro del primer eje de estudio, área de movilidad agregada y anonimizada dentro de la Comunitat Valenciana, los datos demuestran que ha habido un descenso muy significativo del movimiento procedente de fuera de la Comunitat Valenciana hacia la Comunitat Valenciana, así como de movilidad dentro de la propia Comunitat.

 

Con la toma como referencia de un día laborable de noviembre, se observan unos descensos de los niveles de actividad en media de más de un 60%. Además, al analizar la campaña de ‘quedarse en casa’, en los días laborables, aproximadamente, un 88% de la población permaneció en su área de residencia y, en días festivos, este índice de quedarse en casa, en media, se elevó a un 92%, según Oliver.

 

En segundo lugar, el grupo de trabajo de modelos epidemiológicos computacionales trabaja con dos tipos de modelos: metapoblacionales y modelo de agentes. En ambos casos han estimado qué habría pasado si no se hubiesen adoptado ningunas medidas, por ejemplo, versus lo que ha pasado en la realidad. Los modelos dicen que, si no se hubiese hecho nada, los casos reportados aumentarían hasta 400.000 y potencialmente más de 50.000 fallecidos.

 

Por último, el área en la que colabora más activamente la UMH, a través del CIO, es el área de ciencia de datos para la lucha contra la COVID19, con el proyecto más ambicioso que se ha lanzado hasta el momento: la encuesta llamada Covid 19 Impact Survey. Ésta se analiza semanalmente por los expertos del equipo y se realizan diferentes oleadas cada semana; de manera que pueden analizar la progresión de la sociedad conforme pasan las medidas de confinamiento y conforme evoluciona la pandemia. Entre los datos más destacados se encuentran: la solidaridad de la ciudadanía con respecto a las medidas.

 

A finales de marzo, un 16,6% de los participantes reportaba tener alguno de los síntomas del coronavirus y, ahora en la última oleada, ese porcentaje ha bajado en un 11,8%. El porcentaje de personas que solo aguanta una semana o dos este confinamiento ha aumentado significativamente respecto a las primeras semanas. Respecto al teletrabajo, en la última oleada el porcentaje ha disminuido en un 25,5%.

 

Asimismo, hay un aumento de los que reportan tener algún impacto emocional, que ha aumentado de un 26% en la tercera oleada, que es donde incluyen esta pregunta nueva, a un 32% en la última oleada. Desde el punto de vista emocional, el más reportado es ansiedad, seguido de estrés y los jóvenes de menos de 29 reportan más niveles de ansiedad, discusiones en el hogar y un estrés más alto.

 

Con un equipo mayoritariamente formado por miembros de universidades y centros de investigación de la Comunidad Valenciana, Nuria Oliver indica que es una de las experiencias más gratificantes de este trabajo y resalta el compromiso, la pasión, la dedicación de los miembros del CIO de la UMH, así como del resto de colaboradores de este proyecto. Todos los días organiza una reunión de equipo a las 09:30 horas, en la que planifican el día y hacen brainstorming de ideas, de análisis y establecen prioridades.

 

Gracias a la tecnología, este grupo de trabajo puede llevar a cabo con éxito todos sus estudios y aportaciones para entender la propagación de la pandemia, así como la obtención de datos fundamentales para poder frenarla, donde el Big Data y la Ciencia de Datos juegan un papel crucial en su control.

 

RUVID UMH 23-03-20-Proyecto-agricultura1qLa UMH participa en un proyecto sobre agricultura sostenible adaptado a un entorno de calentamiento global y economía circular

 

El Grupo de Investigación Aplicada en Agroquímica y Medio Ambiente (GIAAMA) de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche participa en un proyecto que demuestra, entre otras cuestiones, los beneficios que tiene el uso de compost agroindustrial con propiedades biofertilizantes e inductor de propiedades saludables en los cultivos de lechuga y espinaca baby-leaf como alimento mínimamente procesado en fresco (MPF).

 

El estudio, también, demuestra los beneficios del uso de este compost como biopesticida frente a diferentes fitopatógenos de estos cultivos, dentro de una agricultura intensiva sostenible.

 

En el proyecto RETOS de la Agencia Estatal de Investigación, titulado Obtención y validación de compost como biofertilizante, inductor de resistencia a fitopatógenos y de cualidades saludables en el marco de una producción intensiva sostenible participan, además de la UMH, investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT).

 

El uso de compost agroindustrial presenta propiedades biofertilizantes y es inductor de propiedades saludables como, por ejemplo, vitaminas o antioxidantes, así como actividad supresiva frente a plagas y enfermedades de la lechuga (Pythium irregulare) y la espinaca (Peronospora farinosa). También, los autores del proyecto investigan si estos biofertilizantes sirven para mejorar el estado nutricional y aumentar las propiedades saludables para la dieta.

 

Según los investigadores, los fertilizantes tradicionales aplicados al suelo pueden emitir gases de efecto invernadero (calentamiento global) como metano, óxidos de nitrógeno y dióxido de carbono. La sustitución de la fertilización tradicional con estos neoproductos puede servir para mitigar la emisión de estos gases. Los autores de este proyecto analizan la emisión de estos gases en fincas comerciales de Murcia y Alicante.

 

También, han conseguido aumentar el secuestro de C en el suelo agrícola con estos biofertilizantes, otra herramienta de mitigación, (los residuos orgánicos convertidos en biofertilizantes son de origen vegetal y todo el C que contienen procede de la atmosfera vía fotosíntesis. Al aplicarse al suelo, ese C queda secuestrado en el suelo por un periodo variable de tiempo, por lo que retira C de la atmósfera, reduciendo el calentamiento global terrestre).

 

En este trabajo, la UMH desarrolla trabajos de teledetección y agricultura de precisión, a través del uso de drones con cámaras multiespectrales, que permiten hacer un seguimiento no destructivo del desarrollo de los cultivos (altura, vigor, actividad fotosintética, estatus hídrico y afecciones por plagas). Con esta estrategia, los investigadores hacen seguimientos periódicos del cultivo y pueden obtener datos en tiempo real de desarrollo vegetativo (altura, cobertura vegetal).

 

También, desarrollan algoritmos que permiten estimar los contenidos en nutrientes esenciales para minimizar las pérdidas de nutrientes al medio ambiente como el Nitrógeno. Esta aproximación permite la toma de decisiones de manejo antes de cosecha, con lo que la eficiencia aumenta.

 

El Grupo de Investigación Aplicada en Agroquímica y Medio Ambiente (GIAAMA) de la UMH está ubicado en la Escuela Politécnica Superior de Orihuela (EPSO) del campus de Orihuela-Desamparados. El Grupo está integrado por Raúl Moral, Marilo Pérez Murcia, Conchi Paredes, Aurelia Pérez Espinosa, Marian Bustamante y Javier Andreu, así como 3 investigadores postdoctorales y 3 predoctorales.

 

GIAAMA, también, gestiona COMPOLAB, un centro aplicado para el tratamiento de residuos orgánicos, a través del desarrollo de patentes y bioproductos en el ámbito agronómico. COMPOLAB contribuye al desarrollo de una economía circular y a la transferencia de tecnología verde.


Compartir:
Imprimir Imprimir

VER TODASSeguir leyendo...




Red de Universidades Valencianas para el fomento de la I+D+i (RUVID) - C/ Serpis 29 - Edificio INTRAS - 2ª planta - 46022 - Valencia - España
Teléfono: +34 9616 254 61 - Correo Electrónico: comunicacion @ ruvid.org - Web: www.ruvid.org - Código ISSN: 1988-8155 - Política Protección de Datos




logo uvlogo upvlogo ualogo ujilogo umhlogo uchlogo ucv