15/04/2014

El 50,6% de los jóvenes de la provincia ha sufrido ciberacoso, según un estudio

El Centro CRÍMINA, impulsado por la Universidad Miguel Hernández (UMH) y el Ayuntamiento de Elche, ha presentado en la Diputación de Alicante los resultados del informe “CiberAPP: Aprender, Prevenir y Proteger”, un estudio sobre la incidencia de la cibercriminalidad económica y social contra los menores de la provincia.



AUTOR: UMH

Se trata de la primera investigación de estas características realizada en España que evidencia, entre otras cuestiones, que más del 50% de los jóvenes ha sufrido alguna forma de ciberacoso, ya sea sexual, insultos, amenazas o de control o violencia de pareja a través de Internet. La presidenta de la Diputación de Alicante, Luisa Pastor, la diputada de Igualdad y Juventud, Mercedes Alonso, y el decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas de la UMH y director del proyecto, Fernando Miró, han presentado los resultados de esta investigación, encargada por la institución provincial al Centro para el estudio y prevención de la delincuencia CRÍMINA.


El estudio, basado en encuestas de victimización y hábitos de uso de las TIC, se ha realizado sobre una muestra de 2.038 menores estudiantes de 20 centros de enseñanza secundaria obligatoria de toda la provincia de Alicante con edades comprendidas entre los 12 y los 18 años. Según revela el informe, un 78,9% de los estudiantes ha sufrido algún tipo de ciberataque económico, especialmente los chicos (51,4%), mientras que se ha constatado que un 53,7% de los menores encuestados ha sido objeto en algún momento de uno o varios ciberataques sociales. Según ha explicado el profesor de la UMH Fernando Miró, más de la mitad de los casos de victimización social se han dado en las chicas, especialmente entre los 16 y 18 años (61,8%), debido a que es en esa franja de edad donde se hace un mayor uso de las redes sociales.


En el apartado de ataques sociales, el ciberacoso es el que ha registrado un mayor porcentaje, un 50,6%. De las chicas entrevistadas, el 52,6% admite haberlo sufrido, mientras que en el caso de los chicos el porcentaje llega al 48,7%. Ser insultado y ridiculizado es la forma de victimización por ciberacoso más frecuente y alcanza al 23% de los encuestados. De ellos, un 57,5% son chicas y un 42,4% chicos. Contar rumores o mentiras (21,5%), acceder a sus cuentas (20,9%), contactar repetidamente tras pedir que no lo hiciera (14,4%) amenazar (14,3%), suplantar la identidad (8,6%) o difundir información secreta o íntima para dañarle (5,9%) son los otros tipos de ciberacoso sufridos por los menores, según ha explicado el director del proyecto.


El acoso sexual recoge datos del 5,7% de víctimas sobre el total de los estudiantes (6,4% de las chicas y un 5% de los chicos). En envío de mensajes de carácter sexual a través de Internet o del móvil es la forma de victimización por ciberacoso sexual más frecuente, especialmente entre las jóvenes (un 52,2 de los casos de acoso sexual con mensajes). Por otro lado, el control por parte de la pareja o expareja arrojan datos de victimización del 17,7% de los menores (19,2% de las chicas y 16,1% de los chicos).
En cuanto al uso de las TIC, el 81,9% de los menores usa diariamente el teléfono móvil y en su mayoría admiten no recibir ningún control parental ni sobre las horas ni sobre su uso. Por su parte, un 76,4% usa ordenadores, portátiles o tablets diariamente, mientras que un 91% hace uso de las redes sociales, de los cuales un 6% dedica más de 15 horas diarias a las mismas. El 70,6% usa el correo electrónico, mientras que un 10,8% admite usar whatsapp y otras mensajerías instantáneas más de 10 horas al día.


Comprar a través de Internet (47%), contactar con desconocidos (38,5%), proporcionar información personal (35,1%), practicar el sexting (8,5%) y contener información íntima en el ordenador (40,8%) o el móvil (50,3%) son actividades cotidianas de los jóvenes en la red. Además, el 38,5% admite haber contactado con desconocidos a través de Internet, mientras que el 9,5% ha enviado en alguna ocasión fotos íntimas comprometidas, un porcentaje que en el caso de los menores de 14 a 16 años sube al 14%.


El estudio ha puesto de manifiesto que el uso del email es la herramienta que recoge la mayor probabilidad de convertirse en víctima económica, mientras que no guardar información personal en móviles y ordenadores y un mayor control de los padres sobre el uso de los mismos reducen las probabilidades de sufrir este tipo de ciberataques. Por otra parte, tener un perfil abierto, contactar con desconocidos, facilitar información personal o guardar archivos personales en el móvil o el ordenador son factores de riesgo para ser víctimas de ciberacoso.
 





Red de Universidades Valencianas para el fomento de la I+D+i (RUVID) - C/ Serpis 29 - Edificio INTRAS - 2ª planta - 46022 - Valencia - España
Teléfono: +34 9616 254 61 - Correo Electrónico: comunicacion @ ruvid.org - Web: www.ruvid.org - Código ISSN: 1988-8155 - Política Protección de Datos




logo uvlogo upvlogo ualogo ujilogo umhlogo uchlogo ucv